viernes, 18 de diciembre de 2009

UNA VITAL DIFERENCIA

Le preguntaron cierta vez a Uwais, el sufi:

-¿Qué es lo que la Gracia te ha dado?

y les respondió:

"Cuando me despierto por las mañanas,
me siento como un hombre que no está seguro
de vivir hasta la noche".

Le volvieron a preguntar:

"pero eso,¿no lo saben todos los hombres?.

Y replicó Uwais:

"Sí,lo saben;
pero no todos lo sienten."


Jamás se ha emborrachado nadie a base de comprender intelectualmente la palabra VINO.



Anthony de Mello

8 comentarios:

Soledad dijo...

Tras una terrible travesía en que la tormenta estuvo a punto de hundir el barco, le preguntaron a un sufi, que había sido el único pasajero que mantuvo la calma: "¿Cómo estabas tan tranquilo? ¿Acaso no viste que entre nosotros y la muerte había sólo una tabla?" "Sí que lo vi", contestó el sufi. "Pero tambien vi que cotidianamente entre nosotros y la muerte hay mucho menos que eso".

Felices fiestas.

anonima dijo...

Hola Soledad,gracias por esta historia,que desde luego enriquece el post y gracias por tu visita,una Feliz Navidad .Namasté

sankaradas dijo...

Querida Anonima.

Bienvenida a este Mandala-blog.
Me ha guatado que este primer post al que te puedo comentar sea de base sufí. Una gran enseñanza, clara y sin buscar sofisticaciones.

Excelente.

Un abrazo.

Namasté.

sankaradas dijo...

Ah!.

Por cierto, aunque te he encontrado por "casualidad", bueno ya sabes que las casualidades no existen y que es el Maestro quien ha hecho que haya encontrado. Quiero felicitarte por haberte decidido a compartir tu sabiduria con todos.

Namasté.

anonima dijo...

Hola Sankaradas!me alegra tu visita,mira haciendo el tonto se me ocurrió crear un blog, lo iba a borrar, no he dicho nada porque yo no sé como va esto ,pero es curioso me has encontrado,bueno solo pretendo poner algún texto y el que llegue aqui por "casualidad" comparta su visión del texto con una opinión personal o de otros maestros ,pues ya sabes que yo de lecturas pocas, asi nos podemos enriquecer todos gracias,NAMASTE.

Adm dijo...

Hola anonima,

Mi madre nos dejó el día de Navidad; quisiera decirte lo que sentí, pero no hay palabras. Para todo eso tan feo que interfiere y enturbia luego la pureza de lo que experimentamos como sentimiento, sí, lo resumiría como autocompasión, pero para el momento exacto, el ahora, no hay palabras. Algo muy hermoso. Aunque la consciencia relativa en la que normalmente habitamos no tenga acceso a ello, y de una extraña forma que no alcanzo a comprender, una parte de nosotros en verdad sabe qué y quién somos. Siempre.

Feliz 2010, amiga!

Un fuerte abrazo.

anonima dijo...

Hola Adm!gracias por tu visita,tienes razón no hay palabras para describir el dolor de la pérdida,es posible que no halles consuelo,pero lo que no nace no puede morir,aquello que SOMOS y que sabes muy bien es ETERNO,recuerda "cuanto mas grande es la tormenta afuera más cobijo hallo en mi casa",desde el silencio que todo lo puede,estare contigo Y desde ese mismo lugar desearte Feliz 2010 ,un fuerte abrazo amiga!!

Soledad dijo...

Asun, un abrazo sin palabras.